dijous, 9 d’octubre de 2014

Otro relato mío en la Red

Otro relato mío acaba de ser publicado en la Ezine literaria bimensual Surcando Ediciona. Todos los relatos de esta convocatoria tenían como tema común a Batman. Mi relato, titulado "El caballero oscuro" se ha inspirado en la maravillosa ilustración de Rafa Mir. Aquí os dejo con la imagen y un fragmento del relato.

EL CABALLERO OSCURO

Autor@: 
Ilustrador@: 
Corrector@: 
Género: Fantasía urbana
Rating: +13
Este relato es propiedad de Olga Besolí. La ilustración es propiedad de Rafa Mir. Quedan reservados todos los derechos de autor.

El caballero oscuro.

Ilustración de Rafa Mir
Hay una luz al final de cada túnel para sosiego de quien se ha extraviado en la oscuridad. La luz es la guía hacia la salida, la liberación, el fin de la incertidumbre. Pero a Batman esa luz sólo le parece la entrada a una boca de lobo llena de colmillos dispuestos a machacarle en cuanto ponga un pie en el exterior de ese mundo distorsionado al que llaman Gotham City.
El caballero oscuro, agazapado en la negrura del túnel, cierra los ojos a la vez que gira el rostro en dirección opuesta al dañino haz de luz, tratando de negar su existencia, como el fantasma que no quiere dirigirse hacia ella para traspasar al otro lado.
Su corazón desacompasado marca arrítmicamente la angustia que le oprime el pecho. Apenas puede respirar. Ensanchar sus pulmones en busca de una bocanada de aire se ha convertido casi en  una misión imposible. ¿Será elbattraje que le constriñe el cuerpo? ¿Quizás el aire viciado y pegajoso del túnel? No es probable. Recuerda haber estado en lugares y con condiciones mucho peores. Y éste es el mismo traje que llevó a esa sala de juicios que ardía como el mismísimo infierno tras una terrible explosión que había hecho temblar los cimientos de la ciudad entera. En esa ocasión tuvo el tiempo justo de sacar de allí aún con vida al fiscal Dent, antes de que el edificio se derrumbara por completo. Aunque ese acto heroico sólo sumó un bochorno más a la extensa lista de fracasos en su carrera contra el crimen. Harvey se había quedado con el rostro medio desfigurado por las llamas. Y, con ello, perdió la mitad de su alma. Se convirtió en un monstruo asesino conocido con el sobrenombre de «Dos Caras».
Así es Gotham City, la ciudad que convierte en basura todo lo que toca, como un Rey Midas del desastre. La actividad criminal siempre ha echado raíces en ella. Y ahora esas raíces se han podrido hasta la médula.
Batman trata de apartar ese pensamiento de su mente, de calmarse, de aquietar su corazón, pero el pulso le tiembla y parece haber perdido el control sobre sus manos como perdió control sobre la ciudad que estaba bajo su custodia. Debería haberlo intuido en el momento en el que aquella periodista, si puede recibir tal nombre, de la Gaceta de Gotham, se acercó a él con sigilo y le preguntó la razón por la que había reducido a aquel grupo de hombres que estaban siendo esposados en aquel instante.
—Porque, claramente, tenían intención de atacar y desvalijar el Banco Central de Gotham, seguramente para subvencionar algún plan maléfico de dominar el mundo —había contestado él, con su habitual seguridad.
—Pero, eso no es cierto —replicó la reportera.
—Claro que lo es —insistió él, aturdido— iban armados. Llevaban bates de beisbol, palos y fragmentos de roca. Iban a irrumpir en el banco y robarlo.
—¿Robar el banco? ¿A plena luz del día? —insistió ella.
—Sí —había respondido—. Quizás sea un tanto extraño, pero nadie sabe a ciencia cierta cómo funciona el interior de la mente criminal.
—¿Eso quiere decir que son ciertos los rumores de que Batman se declara partidario de la corrupción bancaria y en contra del pobre ciudadano de a pie que sólo pretende defender aquellos derechos que le han sido pisoteados?
Batman no halló ninguna respuesta a tal acusación. Se quedó allí mismo con la boca abierta, atónito, aturdido y pasmado ante aquella pregunta cercana al insulto. El silencio mortificante y dilatado fue quebrado por la voz del joven fotógrafo que acompañaba a la periodista.
—No te enteras de nada, tío —dijo apartando la cámara para dejar ver su cara con marcas de acné— ese banco de ahí le acaba de robar a esa gente sus casas y su dinero…

Seguir leyendo

Google +

Ja pots comprar els Contes de Muniatto a Amazon

TALLERES DE ESCRITURA ONLINE

Apúntate a mis talleres de escritura de www.portaldelescritor.com

TALLERES TRIMESTRALES
Matrícula abierta cada tres meses::
15 de Enero / 15 de Abril / 15 de Julio /15 de Octubre


TALLERES DE TRES QUINCENAS
Matrícula abierta cada seis semanas:
15 de Enero / 1 de Marzo / 15 de Abril / 1 de Junio / 15 de Julio / 1 Septiembre / 15 de Octubre / 1 Diciembre

TALLERES DE LECTURA ONLINE